viernes, 9 de noviembre de 2018

Pasos


Mis días transcurren,
siempre iguales
y siempre distintos,
entre unas calles
que parecen alejarme de ti
y una ventana
en la que no caben
ni el cielo,
ni el mar.

Busco constantemente
un viento
y una lluvia
que vistan mi ropa sin
necesidad
de mi
y,
exiliados mis ojos de la
república
del asombro.
mi mirada repite palabras
concretas
en sílabas
numeradas
que transmiten
vacío.

Al final
deshago las redes antes de
sumergirlas en el
agua.
No ansío atrapar el sueño,
sino penetrar en él.
Y saber de ti,
de tu piel,
desde el interior;
donde la oscuridad ilumina
el cuerpo
y la mente muere
para renacer.

lunes, 22 de octubre de 2018

Uno.


La vida pasa muy deprisa.

Un buen día
empieza a llover
y los recuerdos se tatúan
en la ventana
mientras el viento arrastra
fragmentos de versos inacabados
arrancados de contenedores
de color azul
envejecido.

Entonces 
uno 
se acuerda
de que dejó un pequeño tesoro
enterrado 
bajo la arena 
de una playa.

Y hace la cama,
con mimo,
como si entre las sábanas
fuera
a encontrar
un mapa para volver
a aquel instante.

Quiza por eso,
uno,
tiene dos almohadas.

martes, 2 de octubre de 2018

Versos encontrados en una libreta perdida.


Volví a amanecer sin pies,
con sangre en los caminos de la noche,
las manos mudas y los labios huérfanos.

El moho crece sobre la soledad
de un barco varado en la carretera
que encuentra calor sólo en el olvido.

La lentitud de la mirada se hace reloj,
piel ajada y flor marchita que resiste
en el agua turbia de la aurora.

Como quien busca una cabina de teléfono
o un buzón de correos sin óxido en su boca
la palabra se hace hace quietud.

Volví a amanecer sin ojos; sin voz
que hiera amores. Lejos,
en la gruta oculta de los sueños astillados.

lunes, 1 de octubre de 2018

"Contra" en formato electrónico.


Ya puede descargarse en formato electrónico "CONTRA", una antología en la que tuve el honor y el placer de participar.

"Contra. Poesía ante la represión", es una antología de poesía que recoge las voces críticas de un centenar de poetas de un lado y otro del océano. La obra constituye un collage poético colectivo contra todos los tipos de represión que sufre nuestra sociedad y cuenta con las firmas más consolidadas de la poesía de la conciencia crítica actual.

La ola de detenciones y procesos judiciales contra nuestros creadores demuestra que la palabra y el arte siguen siendo un arma especialmente peligrosa para el Poder establecido, y creemos llegado el momento de declarar la insumisión poética al decreto de silencio.

Se editó en papel gracias a aportaciones desinteresadas y se agotó en menos de un año.
La puedes descargar ahora desde este enlace: https://antirepresionrm.blogspot.com/2018/09/contra-poesia-ante-la-represion-edicion.html?spref=fb

martes, 4 de septiembre de 2018

Pido perdón.

El pasado sábado 1 de Septiembre tuvo lugar, en las puertas de la Biblioteca Regional, un recital colectivo en defensa de este espacio y rechazando los recortes que se le imponen.
Este es el poema recitado en dicho evento.
 
 
PIDO PERDÓN.

No hay documento de cultura
que no lo sea,al tiempo,
de barbarie”.

Walter Benjamin.


Me he comprado un libro
que costaba
lo que dos,
o casi tres,
recibos de la luz.

Lo siento.
Se que en estos tiempos
es,
cuando menos,
una frivolidad.

Pero no he podido
-en el fondo, no he querido-
evitarlo.
Es
como una droga.
Sí.
Es eso:
Droga.

Por el rabillo del ojo,
donde la lágrima se pierde,
miro mi viejo reloj de bolsillo,
parado,
sobre la almohada.

Podéis revender el libro.
O mejor aún,
donarlo a una biblioteca.

Yo sólo quería tocarlo;
ver si sus pasajes
eran como otros pasajes
y si mis pasajes
se parecían a aquellos.

Y sí:
Todo es fragmento inacabado.
Harapo.
Jirones de tiempo.



Postdata:










...

domingo, 19 de agosto de 2018

Una habitación con vistas.

A veces me enfrento a mis palabras
como si habitaran otro mundo
y fueran incapaces de llegar a tí.

Entonces me sumerjo entre líneas,
o saco la cabeza en una nota al pie,
o huyo sin más de la bibliografía
y hago equilibrios sobre ventanas
sin alfeizar ni tendal. 

Cuando eso sucede,
deletreo con silencios
las formas del miedo, del amor
y de todo cuando me corroe
por dentro. 
Y me paro de espaldas al espejo,
como si aún fuera posible
esa mirada erguida
contra el verbo mudo.

martes, 31 de julio de 2018

Escombros.

Dos poemas distintos que juegan con la misma metáfora.






(Escombros 1)

Hay un terremoto
en nuestros sueños
y un alba de ojos cerrados
envuelta en el polvo
que se levanta
sobre los cascotes.

Entre el escombro de
los instantes eternos,
nuestros cuerpos pierden
el equilibrio y caen junto a
la mente abandonada.





(Escombros 2)
 
Triste y áspera,
como la vida,
esta mañana en la que
todo huele
a fugacidad.

Fantasmagoría de
los días enterrados
y los pasos perdidos
allí,
donde el deseo
se hace
escombro
y donde
la imagen
del amor
aparece
codificada.

sábado, 30 de junio de 2018

Jazz...

I Festval de Música y Poesía
Bálamo de las Artes.
Santa Lucía, cartagena, 29 de junio de 2018.



No marchan, que huyen, los viejos santos
tras la caída al vacío de aquel pájaro triste.
Sobre la mesa, gusanos blancos aguardan
un solo de trompeta agazapado en la noche.

Una pequeña flor acunada por el viento,
un estruendo en una sala casi a oscuras,
el crujido de una aguja al final del plato;...
todo se mezcla con el lodo de las aguas
de un río de voz grave y profunda.

Las notas penetran ilegalmente a través de
las fisuras de la piel y de los puertos mercantes:
Diáspora de los ritmos en sucios tugurios
de barrios perdidos a la sombra del tiempo;
acrobacias de una música improvisada
que desentraña anárquicos acordes enfebrecidos.

El desconcierto de una carne estremecida
se hace sexo mientras llueve al otro lado
y se retuercen las maderas de los ataudes
con un rumor infinito tatuado en el ambiente,

Pulso 'play'.

Perdí la cuenta de las veces que te soñe desnuda,
acariciada por mis versos y aquella melodía.

Despierto en silencio. 

Anochece.

¿Merece la pensa una revolución
que no se puede bailar?
 

jueves, 28 de junio de 2018

Inmortal

 
Quizá por que me morí ayer
mientras Lou Reed cantaba
sin darme tiempo a escuchar a Patti Smith
antes de que la botella de ginebra
vacía
rodara de la mesilla al suelo,...

... quizá por que volví a morir,
hoy me siento
asquerosamente
inmortal.