domingo, 22 de enero de 2012

Mi cuerpo hilvanado al tuyo.

Los días que me despierto
con mi cuerpo hilvanado al tuyo
termino odiando
el sistema métrico decimal,
empezando por cada
mílimetro
con que el quehacer diario
nos separa.

Aborrezco
incluso
algunas palabras
y conceptos.
Me enfrentaría a muerte,
por ejemplo,
con "distancia",
o con "tiempo".

Al final las ignoro,
de la misma manera que intento minimizar el espacio que nos separa
o los momentos que no estamos juntos.
Y me abrazo con fuerza a otros vocablos
y otras ideas:
"Posibilidad", "reencuentro", "entusiasmo",...
 

2 comentarios:

Del Amor dijo...

Carlos, esta también me gusta ya sabes el`porqé, jajaj porque soy un poquitin enamoradiza

Del Amor dijo...

Carlos, esta también me gusta ya sabes el`porqé, jajaj porque soy un poquitin enamoradiza